Eliminada la necesidad de compulsa de los documentos oficiales de uso común por los ciudadanos entre los Estados de la UE

images1.jpg

El Parlamento Europeo ha aprobado hoy el Reglamento, propuesto por la Comisión, dirigido a reducir los costes y los trámites para los ciudadanos que necesiten presentar un documento público en otro país de la UE.

En la actualidad, los ciudadanos que se trasladen o residan en otro país de la UE deben conseguir una estampilla para demostrar que sus documentos públicos (por ejemplo, certificados de nacimiento, matrimonio o defunción) son auténticos. Con arreglo al nuevo Reglamento, esa estampilla y los procedimientos burocráticos relacionados con ella ya no serán necesarios al presentar documentos públicos expedidos en un país de la UE a las autoridades de otro país de la Unión.

Trámites que se eliminan

En concreto, este nuevo Reglamento pondrá fin a una serie de procedimientos burocráticos:

1. Los documentos públicos (por ejemplo, certificados de nacimiento, matrimonio o antecedentes penales) emitidos en un país de la Unión han de ser aceptados como auténticos en otro Estado miembro sin necesidad de llevar una estampilla de autenticación (la conocida apostilla).

2. El Reglamento suprime también la obligación de los ciudadanos de facilitar siempre una copia compulsada o una traducción jurada de los documentos públicos. Los ciudadanos también podrán usar un formulario multilingüe, disponible en todas las lenguas de la UE, para su presentación como ayuda a la traducción adjunta a los documentos públicos, a fin de evitar los requisitos de traducción.

3. El Reglamento establece salvaguardias contra el fraude: si la autoridad receptora tiene dudas fundadas sobre la autenticidad de un documento público, podrá comprobar esa autenticidad ante la autoridad de expedición en el otro país a través de la actual plataforma informática, el Sistema de Información del Mercado Interior (IMI).

El Reglamento solo trata de la autenticidad de los documentos públicos, de manera que los Estados miembros seguirán aplicando sus normas nacionales relativas al reconocimiento del contenido y los efectos de un documento público expedido en otro país de la Unión.

Ámbito de aplicación

El Reglamento afecta a los siguientes tipos de documentos públicos:

1. Nacimiento

2. El hecho de que una persona está viva

3. Defunción

4. Nombre

5. Matrimonio (incluidos la capacidad para contraer matrimonio y el estado civil)

6. Divorcio, separación legal o anulación del matrimonio

7. Unión de hecho registrada (incluidas la capacidad para inscribirse como miembro de una unión de hecho registrada y la condición de miembro de una unión de hecho registrada)

8. Cancelación del registro de una unión de hecho, separación judicial o anulación de una unión de hecho registrada

9. Filiación

10. Adopción

11. Domicilio o residencia

12. Nacionalidad

13. Ausencia de antecedentes penales

14. El derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales y en las elecciones al Parlamento Europeo.

Nuevos modelos estándar multilingües europeos

Además, el Reglamento establece impresos estándar multilingües como ayuda a la traducción de los documentos públicos relativos a lo siguiente:

– nacimiento

– el hecho de que una persona está viva

– defunción

– matrimonio (incluidos la capacidad para contraer matrimonio y el estado civil)

– unión de hecho registrada (incluidas la capacidad para inscribirse como miembro de una unión de hecho registrada y la condición de miembro de una unión de hecho registrada)

– domicilio o residencia

– ausencia de antecedentes penales

Publicación y entrada en vigor

El Reglamento sobre documentos públicos estará disponible en los próximos días, tras su firma por los colegisladores.

A continuación los Estados miembros disponen de dos años y medio a partir de la fecha de entrada en vigor del Reglamento para adoptar todas las medidas necesarias al efecto de permitir la correcta aplicación del Reglamento al final de ese período.


FUENTE: La UE elimina la necesidad de autenticación o compulsa de los documentos oficiales de uso común por los ciudadanos entre los Estados miembros

Plataforma on line para la resolución amistosa de litigios de consumo

odr.jpg

La Comisión Europea lanza este sábado una nueva plataforma en Internet para facilitar la resolución de litigios entre clientes y empresas sobre compras ‘online’, tanto para transacciones nacionales como para aquellas que involucren a varios países-

La plataforma estará disponible para empresas y consumidores en la direcciónhttp://ec.europa.eu/consumers/odr/a partir del próximo 15 de febrero, pero desde este sábado 9 de enero las entidades de resolución alternativa de conflictos (ADR en sus siglas en inglés) pueden registrarse en la página y familiarizarse con la misma.

Normativa aplicable a la nueva plataforma

Esta plataforma es consecuencia de la  Directiva 2013/11/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, relativa a la resolución alternativa de litigios en materia de consumo, y del Reglamento (UE) 524/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, sobre resolución de litigios en línea en materia de consumo, que establece la creación de una plataforma de resolución de litigios en línea que ofrezca a los consumidores y a los comerciantes una ventanilla única para la resolución extrajudicial de litigios en línea mediante entidades de resolución alternativa que están vinculadas a esa plataforma y que ofrecen la resolución alternativa a través de procedimientos de calidad.

¿Cómo funciona la plataforma?

La plataforma cuenta con un diseño sencillo, es multiidioma y accesible para todos.

El procedimiento de uso se basa en cuatro simples pasos: 1.El consumidor completa el formulario de reclamación on line y lo envía desde la propia plataforma. 2. La reclamación es enviada al vendedor, quien propone al consumidor una entidad de resolución alternativa del conflicto. 3. Una vez que el consumidor y el vendedor se ponen de acuerdo en la entidad de mediación que va a resolver su conflicto, la plataforma se la envía a dicha entidad. 4. La entidad de mediación se ocupa del caso por vía electrónica y propone una solución en el plazo de 90 días.

Obligatoriedad de informar sobre la existencia de la plataforma

Los comercios ‘online’ estarán obligados a ofrecer un enlace a esta herramienta en sus sitios web.

De esta forma, los cuerpos de resolución actuarán como una “árbitro” entre los consumidores y los comerciantes cuando alguna de las dos partes presente una queja ante una compra determinada.

Ventajas para los consumidores

Según la Comisión esta nueva herramienta evitará “tener que pasar por procedimientos largos y costosos”, para resolver los conflictos de las compras de consumo derivadas de las compras on line, por lo que “fortalecerá la confianza en las mismas” y “por lo tanto hará una importante contribución a la estrategia del Mercado Único Digital”.

La comisaria de Justicia, Consumo e Igualdad de Género, Vera Jourová, ha subrayado que “uno de cada tres clientes experimentaron problemas con compras ‘online’ el año pasado”, pero que uno de cada cuatro de ellos no presentaron quejas, “principalmente porque pensaban que el procedimiento era demasiado largo o era improbable que se alcanzase una solución”.


FUENTE: La Comisión Europea presenta una plataforma on line para la resolución amistosa de litigios de consumo